• TECNICAS

Taijiquan


Los orígenes del Taijiquan se remontan a las raíces de la cultura china. Según la tradición, el Taijiquan fue creado, hace aproximadamente 2100 años, por un monje daoista llamado Chan San-Fong, quien poseía una profunda comprensión de la naturaleza y a través de la observación de la lucha entre una grulla y una serpiente, vio la mutación y evolución del Yin y el Yang en un constante combate de fuerzas complementarias, lo que culminó en la elaboración del arte del TaijiquanTaijiquan es Qigong en movimiento, también se lo suele definir como “meditación en movimiento” o “el arte de transitar por el camino del centro”.
Taijiquan es forma de vencer lo duro con lo blando, de luchar con nuestros propios aspectos que nos llevan a la confrontación (conflicto) como la agresividad, la arrogancia, superioridad (ego), preocupación, temores y egoísmo”.

Las formas del Taijiquan por lo general se realizan de manera lenta, fluida y calmada, aunque existen grandes diferencias en dependencia del estilo, la forma y la experiencia del practicante.

Lo esencial del ejercicio está representado por una o varias así llamadas formas consistentes en secuencias de movimientos claramente determinadas que se siguen unas a otras de modo que continúan de manera fluida en la secuencia que prosigue. Las formas básicas son formas individuales en las que cada practicante realiza los movimientos para sí mismo.

En mi opinión el Taijiquan se creó con el objetivo primordial de cultivar la salud con un enfoque holístico y de armonizar al hombre con la naturaleza, y no simplemente con un fin marcial.

Beneficios del Taijiquan:

El Dr Wen Zee, cardiólogo de la Universidad de Hong Kong, ha estudiado los beneficios del Taijiquan desde 1949, documentando los resultados de la práctica regular para personas con hipertensión, úlceras, enfermedades cardiológicas y otros problemas crónicos. Se considera que esta disciplina actúa regulando la actividad del S.N.A. (Sistema Nervioso Autónomo) y liberando endorfinas al torrente sanguíneo, calmando así mente y cuerpo.

La práctica regular conduce a una homeostasis psicológica, un estado de equilibrio energético del cuerpo. Sus efectos incluyen la reducción de la tensión muscular, estabilización de la presión sanguínea y un incremento de la afluencia de sangre hacia los músculos y extremidades.

Los movimientos continuos, circulares, ejercitan las fibras musculares y lubrican las articulaciones en todas direcciones, mejorando el equilibrio postural y la flexibilidad.
La práctica del Taijiquan es ideal para cualquiera que desee incorporar suavemente: fuerza, flexibilidad, equilibrio y coordinación, a través de la lentitud y fluidez de sus movimientos circulares.

Las cinco Familias del Taijiquan y sus características:

  • Estilo Yang: Sus movimientos son extendidos y naturales. La contención de la firmeza en la suavidad: movimientos llenos y redondos, serenidad y vigorosidad.
  • Estilo Chen: Hace movimientos enrulados, doblados, flojos, flexibles, elásticos y vibrantes con rapidez y lentitud intercaladas. Contención y emisión de la fuerza.
  • Estilo Wú: Con movimientos suaves y minuciosos, concisos y extendidos. Hace pasos, largos y paralelos en línea oblicua, sin perder la recta central.
  • Estilo Sun: Con cambios ágiles, continuidad entre el abrir y el cerrar de los movimientos. Los pasos hacia adelante se siguen el uno al otro, los pasos hacia atrás se retiran uno tras otro.
  • Estilo Wü (Hao): sus movimientos de levantar y bajar, abrir y cerrar son sencillos y concisos. Mantiene el cuerpo en forma recta, los pasos son chicos y la estructura alta.

La Escencia del Taiji:

  • “En la acción, el cuerpo entero debe ser ligero y ágil y todas sus partes deben estar conectadas como en un collar de perlas”.
  • “El Qi debe cultivarse, pero el espíritu y la vitalidad deben acumularse internamente".
  • “El Taijiquan, depende más de la mente del practicante (i) que de su fuerza muscular (li)”.

La mente dirige el Qi, y éste se hunde profundamente y penetra en los huesos. El Qi circula libremente, movilizando el cuerpo para que tenga en cuenta, respete, la dirección de la mente.

Taijiquan en adultos mayores:

En Argentina los Adultos Mayores - en especial los mayores de 70 años-, no han sido formados en una cultura que favorezca la práctica de la actividad física y el modo de vida sedentario influye en su calidad de vida. Existen numerosas prácticas físicas que pueden realizar. 

Arte marcial milenario proveniente de China. Sus movimientos encadenados, suaves, circulares y naturales son incorporados sin inconvenientes, ya que cada persona lo adapta a sus posibilidades.
Por lo general con tres meses de práctica de Taijiquan (Tai chi Chuan) se logra: relajación, equilibrio y flexibilidad, temas de suma importancia en la vida cotidiana del Adulto Mayor.

Con perseverancia en la práctica (lo ideal es entrenar 3 clases semanales): al mejorar el equilibrio, disminuir la tensión física y emocional, realizar movimientos circulares y flexibilizar los tendones; las personas mayores pierden el temor a sufrir caídas y aunque se produzcan, el porcentaje de fracturas es mucho menor.